La importancia del sueño

El sueño es una necesidad fundamental y básica para los humanos, quizás incluso más importante que la alimentación y el agua. Pero, en el caso de vuestros hijos, lo principal es: ¡PORQUE SE LO MERECEN! Para que vuestros hijos sean la mejor versión de ellos mismos, para que tengan la fuerza y energía suficiente para poder simplemente funcionar, necesitan dormir bien.

Luego también os afecta a vosotros como familia, vosotros estáis cansados, no podéis funcionar bien, el trabajo os cuesta más, tenéis menos paciencia con los niños etc.

El sueño puede afectar en varios factores a nuestros peques, tales como:

Ánimo y comportamiento:

  • Irritabilidad
  • Problemas de comportamiento
  • Comportamiento agresivo
  • Hiperactividad (aumento de la adrenalina por estar demasiado cansado)
  • Emociones exageradas
  • Depresión
  • Afecta a la habilidad de poder hacer amigos y mantener relaciones
  • A lo largo del tiempo puede llegar a padecer el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad).

Salud y Seguridad:

  • Reduce la actuación física de las grandes y pequeñas habilidades motoras (hace que acciones como montar en bici, subir y bajar escaleras o subir a un columpio sean más difíciles de lo que necesitan ser).
  • Retrasa la recuperación de enfermedades (nuestro sistema immune está afectado por malos hábitos del sueño) la energía se restaura durante el sueño profundo
  • Disrupción en el crecimiento y el desarrollo físico
  • Impacto negativo en la alimentación, afecta al apetito con la necesidad de comer aperitivos (snacks) constantemente (el sueño regula las hormonas ghrelina y leptina que juegan un rol esencial en las sensaciones de tener hambre y estar lleno).
  • Recientemente se ha detectado que tiene relación con el aumento en la obesidad de los niños.

Aprendizaje y Memoria

  • Coordinación mano-ojo impactada
  • Lapsus de la memoria
  • Falta de concentración
  • El proceso de tomar decisiones se ve comprometido
  • Afecta a la habilidad de poder aprender en el colegio

Para bebés y niños, que aprenden y crecen tan rápidamente, es muy importante que consigan las horas necesarias del sueño que necesitan y que merecen. Somos nosotros, los padres, los responsables de asegurar que lo consigan.

Mis planes de sueño

Milo

Para niños de 18 meses +

Elsa

Para bebés de 9 a 18 meses

Oscar

Para bebés de 6-9 meses

Alfie

Para bebés de 0-6 meses

Menú
error: ¡Contenido protegido!